SUPRA SUBLIME

No habíamos quedado las cinco juntas desde que nos confinaron el pasado mes de marzo a causa de la pandemia del coronavirus. En uno de aquellos días aciagos, nos conectamos para hacer una videoconferencia pero nos repetíamos constantemente que teníamos que organizarnos para vernos, al fin, las caras. El encuentro llegó medio año después del confinamiento, hace tan sólo unos días, pero sabes que estás entre amigas cuando tienes la sensación de que retomas la…

Continua leyendo...

SENTIR

Acaba un verano marcado por la ausencia de abrazos necesarios, de bulliciosos reencuentros estivales, de noches cálidas llenas de música y baile, de besos al saludar, de manos que transmiten calma, de hombros que sostienen llantos. Nos hemos tenido que acostumbrar a intuir las sonrisas tras la mascarilla, a recibir el calor de un amigo a través de la mirada, a saludar con resignación desde la distancia, a desconfiar de lo que tocamos, de lo…

Continua leyendo...

PERIODISMO Y CORONAVIRUS

La pantalla de mi móvil se ilumina. Recibo un whatsapp del gabinete de prensa de la Conselleria de Sanitat con la actualización diaria de datos de fallecimientos, altas y nuevos contagiados por COVID-19. Abro el documento con el corazón en un puño. En la ciudad donde vivo y trabajo como periodista hay un brote de coronavirus cuyo número de contagios aumenta cada día de forma exponencial. Busco en la nota de prensa y compruebo, con…

Continua leyendo...

UN VIAJE DESDE EL FRÍO

  M DE ALEJANDRÍA/CONFINAMIENTO “Hay una leyenda muy bonita que cuenta que el moscatel necesita de la proximidad del mar porque, de lo contrario, se entristece”. Me quedé fascinada por aquella fábula, incluida en mi libro, Dones en cos i ànima, que me contó Cristina Rodríguez al hablarme de su vino, M de Alejandría. Los que somos mediterráneos –pensé en aquel momento- tenemos mucho de moscatel. Y hoy, en el día 56 del confinamiento, corroboro…

Continua leyendo...

ME DECLARO VULNERABLE

Me declaro vulnerable. En grado superlativo. Probablemente debería escribir que esto va a pasar; que saldremos reforzados de esta crisis mundial que ha generado la pandemia del COVID-19; que el universo ha impuesto su ley para devolvernos el equilibrio que tanta falta nos hace; incluso que este es un aprendizaje rotundo de generosidad para todos nosotros, seres individualistas. Debería escribir todo eso, pero lo cierto es que esta “Tercera Guerra Mundial”, como ya la bautizan…

Continua leyendo...

DEVASTACIÓN

Mi 8 de marzo de 2020 lleva por título “Devastación”. Es el texto con el que he tenido el privilegio de participar en la exposición multidisciplinar Donart, cuya comisaria ha sido la escritora y poeta Adriana Serlik y en la que 31 mujeres hemos creado, dibujado, escrito y fotografiado a la mujer a través del arte. Me ha resultado emocionante comprobar cómo, a partir de una misma frase propuesta por Adriana: “laboriosamente fui cosiendo los…

Continua leyendo...

L’ANDRAGÓ, LA CALA DELS SENTITS

Allà on has sigut feliç, no hauries de tornar. Quantes vegades me’n recorde d’esta bellíssima cançó de Joaquín Sabina, Peces de ciudad, que es creua sovint en la meua memòria quan viatge amb ella a la infantesa. En eixe trànsit al passat, una de les primeres imatges que em ve al cap té un incontestable color blau transparent. És una imatge fresca, envoltada d’aventura i d’encant. És la cala de l’Andragó, a Teulada Moraira, on…

Continua leyendo...

CORRER POR EMOCIÓN

Situarse junto a la meta de cualquier carrera, como mera espectadora, da para imaginar muchas vidas. Desde que acompaño a mi pareja a las carreras populares, medias maratones, maratones y otras hazañas similares, me ubico, siempre que puedo, en esa fina línea que separa el sueño de la realidad, la meta. Hasta allí veo llegar a los corredores uno a uno, en pareja, en grupo, abrazados, sudados, con los brazos en alto, con salto final,…

Continua leyendo...

ELLA

-“Enséñame una foto de tu hijo”, le pido. Así es cómo logro romper el hielo con Ella. Su nombre lo guardo, pero su historia, que por desgracia es la historia de muchísimas otras personas, la quiero contar. -“Mira, este es mi hijo. ¿Has visto qué alto es? Y tan sólo tiene 15 años”, me dice Ella sonriendo, orgullosa, mientras me acerca su móvil para que vea la imagen. Ese teléfono se ha convertido en el…

Continua leyendo...

EMILIO

–¿Qué te pasa, Santi?, le preguntó Emilio, a medio camino entre la extrañeza y la preocupación. –Estoy jodido, Emilio. –Tú eres tonto, Santi. Así, de un plumazo, se despachó Emilio las preocupaciones que arrastraba su monitor deportivo. No entendía a qué venía aquella cara tan avinagrada de Santi, aunque en el fondo le sabía mal verle tan cabizbajo. Poco podía pensar él que aquel día, años atrás, en un encuentro en València con más de…

Continua leyendo...

Premium WordPress Themes