ZONA DE CONFORT

El 2017 me ha traído mucho. Personas. Emociones. Silencios. Lágrimas. Risas. Dolor. Amor. Rabia. Viajes. Y un curso. Un curso que ha logrado sacarme de mi estado de hibernación, salir de mi “zona de confort”, como lo llaman los coaches. En realidad no fui consciente de ese estado de parálisis mental hasta que empecé aquella aventura en el mes de septiembre. -“¿Un curso de doblaje? ¿por qué?”, me preguntó un poco sorprendida Puri, mi compañera…

Continua leyendo...

Premium WordPress Themes